Un año de logros entre RUAV y el CECEP

Un año de logros entre RUAV y el CECEP

Con la llegada de la pandemia del COVID-19 y la declaratoria de emergencia sanitaria a nivel nacional, las dinámicas educativas del país tuvieron que reinventarse en tiempo récord, lo que llevó a las instituciones a adoptar nuevos recursos y estrategias que les permitieran continuar con sus actividades.

En la Fundación Centro Colombiano de Estudios Profesionales CECEP esta era una prioridad latente de la rectora Ana María Aragón, quien había asumido el cargo casi un año antes de ese suceso, con la visión de implementar mayor tecnología en los procesos académicos y administrativos, que beneficiaran a sus casi 2.400 estudiantes.

“Con ese objetivo y la premura por la pandemia, que obligó a generar una presencialidad asistida por tecnología, para darle continuidad académica a los programas, emprendimos un proceso de indagación de posibles aliados, a través de experiencias previas, y rápidamente llegamos a RUAV”, indicó la rectora.

Así fue como inició el contacto con la dirección ejecutiva de la red vallecaucana, que presentó todos sus beneficios, entre servicios, convenios y oportunidades de colaboración con las demás instituciones miembro, los cuales fueron muy bien recibidos por el CECEP, ya que se alineaban con muchas de sus expectativas técnicas y con la necesidad de cualificar a sus docentes y comunidad administrativa en el dominio de las TIC.

En marzo del 2020 se formalizó la alianza, y el CECEP se convirtió en el asociado número 22 de RUAV. Rápidamente, empezaron a surgir proyectos para mejorar las condiciones de conectividad de la fundación que, en la actualidad, cuenta con 15 programas tecnológicos, en sus facultades de Ciencias Económicas y Administrativas e Ingenierías.

“Al principio le apostamos a mejorar nuestros procesos internos, migrando al proveedor primario de Internet que tiene acuerdo con RUAV, Emcali, y ampliamos nuestra capacidad a 800 Mbps, con fibra óptica dedicada, por dos troncales diferentes. Esto, aunque requirió de varias visitas, se logró relativamente rápido. En paralelo, empezamos la revisión de los access point o AP de la institución, y a considerar algunas propuestas de alquiler o adquisición de estos, con el acompañamiento de los expertos de las empresas con convenio RUAV y de su coordinación técnica”, manifestó la rectora.

Dichas actividades se encuentran alineadas, además, con la estrategia PTC Plan de Trabajo en Casa, que asumió la institución al inicio del aislamiento preventivo, lo que los ha llevado a revisar en detalle sus software administrativos, para el acceso remoto, y a tomar decisiones sobre aquellos elementos que no se pueden controlar desde afuera.

Por otra parte, en lo que tiene que ver con el relación con docentes y estudiantes, y la organización de actividades masivas, las Salas Virtuales RUAV y el Sistema Automático de Reservas SAR han representado otra gran oportunidad para la institución pues, con las salas asignadas para su uso exclusivo, han podido ser anfitriones de importantes eventos, con una mayor capacidad para participantes.

“Esto ha sido bastante positivo para nuestra imagen institucional, porque contamos con una herramienta que genera confianza. Hemos acogido eventos internacionales, con Aciet y con la Red Iberoamericana de Pedagogía, así como de dos ceremonias de grado virtuales y la Semana de la Tecnología”.

A raíz de estas nuevas oportunidades, la institución se ha puesto en la tarea de capacitarse y mejorar sus condiciones para la virtualidad, por lo que se vinculó al Plan Padrino del Ministerio de Educación Nacional, en el que ha recibido orientación sobre las metodologías a distancia y virtual, de la mano de la Fundación Universitaria Los Libertadores, para así implementar una oferta con estas características, en el futuro.

“Como parte del resultado de este ejercicio, logramos configurar una nueva unidad que se llama CECEP Virtual, con la que buscamos migrar de una presencialidad asistida a programas totalmente asincrónicos. Pronto comenzaremos un diplomado interno, como experiencia piloto”.

Con todo esto, el CECEP se muestra como un entusiasta de las dinámicas de colaboración de la RUAV, poniendo a disposición de las demás instituciones miembro su conocimiento, experiencia y deseo de continuar avanzando, en pro de la región.

La rectora Aragón afirmó: “Hacemos parte de un Valle del Cauca, donde la educación superior está llamada a aportar desde su misión, con mayor equidad, para elevar la educación como derecho fundamental. Creo que el CECEP no es menor a ese reto, por lo que les agradecemos por recibirnos en RUAV, por apoyarnos en diferentes frentes de acción que nos permiten reencontrarnos y crecer juntos institucionalmente”.

Fotos: Cortesía CECEP.