“Realmente creo en el poder de la colaboración”

“Realmente creo en el poder de la colaboración”

David Abreu es el nuevo director global de Integración Tecnológica de la Alianza de Bioversity International y el CIAT. Desde abril de 2020, el funcionario que reside actualmente en Roma, Italia, asumió este cargo, en el que lidera a un equipo humano que se encuentra distribuido por varias partes del mundo, entre ellas la sede Palmira.

Una de sus principales metas es transmitir una nueva visión sobre el departamento de Tecnología, pues aspira a que, en los próximos tres años, este sea reconocido como pieza esencial del negocio principal de la Alianza: la investigación para el desarrollo.

“Nos gustaría ser considerados un departamento de TI innovador, receptivo, que facilita el uso de los servicios, y también, que optimiza sus sistemas, asegurando que generen valor y que sean adecuados para nuestros propósitos. Queremos influir en la transformación de datos en información significativa para la toma de decisiones”, manifestó.

Por su parte, uno de los retos más importantes del área, en la actualidad, es la integración de las ERP de Bioversity International y el CIAT, que se unieron en Alianza, el 1 de enero de 2020, lo que ha llevado también a estrechar vínculos entre los ingenieros de América, África, Asia y Europa.

Esta no es la primera vez que Abreu lidera un equipo tan diverso. De hecho, la mayoría de las organizaciones en las que ha trabajado tienen un contexto internacional, lo que le ha facilitado asumir el rol, optimizar el tiempo y los servicios TIC, que deben estar disponibles 24/7.

En su experiencia, el profesional en Management Information Systems, de la Universidad de Lewis, en Illinois, ha vivido en cinco países diferentes, entre ellos Colombia, donde tuvo la oportunidad de trabajar en el CIAT, por lo que se siente cercano a sus integrantes y a los aportes hechos previamente por el ingeniero Carlos Meneses, quien dirigió el área de Tecnología hasta el mes de agosto de 2020, y es uno de los fundadores de RUAV.

“Entre 2013 y 2019, trabajé mucho con Carlos y su equipo, aunque yo no era parte del área. Recientemente, pudimos hacer un empalme, incluso en temas relacionados con RUAV. Hablamos con los representantes de cada comité, y reasignamos una o dos personas de contacto, que deben contribuir y traer las buenas prácticas al equipo, para compartir ese beneficio”.

Asimismo, expresó su interés en que la Alianza se involucre más en las dinámicas de colaboración de la asociación, y continúe beneficiándose y explorando nuevas oportunidades con las demás instituciones.

“Pienso que la raíz de la colaboración es la oportunidad de aprendizaje y el intercambio. Cuando discutimos los desafíos de nuestro negocio, con otras personas, podemos llegar a soluciones que, quizá, no alcanzaríamos en solitario. Nosotros, como organización, tenemos ese espíritu: somos 15 centros de investigación, tenemos comunidades de práctica, discutimos temas similares, aprendemos unos con otros, y presentamos soluciones. Realmente creo en el poder de la colaboración, y con mi historia, trabajando en ambientes multiculturales, valoro mucho ese tema”.

Finalmente, el director, que es de nacionalidad brasileña, aseguró que una de las acciones que considera primordiales en los departamentos de Tecnología, es la inclusión digital, en especial en lo que tiene que ver con campos de acción como la agricultura, por lo que espera desarrollar proyectos importantes de ese tipo.

 

Foto: Cortesía David Abreu.