Innovación que empieza por casa

Innovación que empieza por casa

Seis universidades asociadas a RUAV hacen parte del Solar Decathlon 2015, la competencia internacional en la que se diseñan y construyen viviendas sostenibles, y que por primera vez se realiza en una ciudad de América Latina.

Los equipos Mihouse, conformado por la Universidad de San Buenaventura Cali y la Universidad Autónoma de Occidente; Calicivita, de la Pontificia Universidad Javeriana Cali y la Universidad Icesi, e Híscali, de la alianza entre la Universidad Santiago de Cali y la Universidad de Sevilla, son los representantes de la ciudad, en el evento creado por el Departamento de Energía de los Estados Unidos.

Por su parte, la Universidad del Valle presentará su vivienda rural Vilé, que estará fuera de concurso, ya que la institución pública es el socio científico de la Alcaldía de Cali, en la organización de este evento.

Rodrigo Vargas, jefe del Departamento de Proyectos de la Escuela de Arquitectura de Univalle, y miembro del Comité Operativo del Solar Decathlon, explicó que las propuestas participantes deben ser de carácter social, es decir, no podrán costar más de 80 millones de pesos y tener un máximo 80 metros cuadrados.

Además, y como se ha mantenido tradicionalmente durante los diez años del evento, los participantes deberán cumplir con diez parámetros fundamentales: Arquitectura, Ingeniería y Construcción, Eficiencia Energética, Consumo Energético, Comfort, Sostenibilidad, Funcionamiento, Marketing y Comunicaciones, Diseño Urbano y Factibilidad, e Innovación.

“Algunos de factores serán evaluados a través de un sistema de monitoreo automatizado, que alimentará una base de datos a la que se podrá acceder en tiempo real. Eso le permitirá a los equipos consultar cómo van en ciertas áreas, y hacer las modificaciones correspondientes”, afirmó el docente.

Igualmente, el público visitante, que podrá conocer todas las propuestas desde el viernes 4 de diciembre, ofrecerá una calificación a cada prototipo, basada en los lineamientos que se explicarán previo al recorrido, y a la presentación que hagan los equipos.

El ingreso a la Villa Solar, las tres hectáreas de terreno de la sede Meléndez de la Universidad del Valle, donde se construyeron las casas, no tendrá ningún costo y será totalmente libre.

Esta característica fue determinada por los organizadores del evento, que tienen el objetivo de contar con amplia participación de la ciudadanía.

“Paralelo al desarrollo de la competencia, y aprovechando la presencia de los jurados internacionales y de las entidades organizadoras, se ha establecido una programación académica y otra cultural, que se cumplirán a lo largo de cinco días, y que también serán abiertas al público”.

Una competencia de prestigio mundial

Desde el momento en que se anunció que Cali sería sede del Solar Decathlon en el 2015, las comunidades académicas del país y de la región, relacionadas con las temáticas que se evalúan, empezaron a gestar sus proyectos, con el fin de participar.

“Esta competencia es un referente, por lo que no fue difícil convocar a las instituciones para que participaran. En la primera etapa se presentaron equipos de todo el mundo, que debían tener claro su proyecto, cómo lo financiarían, cómo lo articularían con sus actividades académicas regulares y cómo vincularían las distintas áreas del conocimiento que intervienen”, explicó Vargas.

Del grupo de inscritos se seleccionaron 16 equipos, a los que fueron entregados recursos económicos significativos para financiar la construcción de sus prototipos.

No obstante, estos debían complementarse con patrocinios o aporte de materiales, que garantizaran la finalización de todo el proceso.

“Se podría decir que el premio se les ha entregado a todos por anticipado, con la contribución para construir el prototipo, a partir de su propuesta inicial. Lo demás será más simbólico, pero de gran importancia para este medio. Adicionalmente, habrá algunos reconocimientos por parte del Banco Interamericano de Desarrollo, y de otras entidades”.

Debido a que la mayoría de proyectos fueron pensados para las condiciones climáticas y ambientales de Cali, e incluso para zonas específicas de la ciudad, los prototipos del Sena, del Tecnológico de Monterrey, del London Metropolitan University, del ORT de Uruguay y la casa anfitriona se quedarán en la Villa Solar, convirtiéndose en un laboratorio urbano y en un espacio de aprendizaje.

Visita las casas del futuro

La tecnología también hace parte de la experiencia del Solar Decathlon. Todos los proyectos participantes podrán ser visualizados, en tiempo real, a través del streaming disponible en el sitio web del evento.

Esto permitirá que muchas personas puedan darle su primer vistazo a cada uno de los prototipos, y seguir el desarrollo de las actividades de la villa, en directo, hasta el 15 de diciembre.