Protección de datos, una responsabilidad sin fronteras

Protección de datos, una responsabilidad sin fronteras

El profesor Nelson Remolina habló sobre el tratamiento de la información personal en Internet.

La creación de normas transfronterizas y la educación son el futuro de la protección de datos personales. Así lo explicó el profesor Nelson Remolina Angarita, experto en el tema, quien brindó una conferencia el pasado 11 de junio, en el auditorio de la Universidad Cooperativa de Colombia – Sede Cali.

El abogado e investigador orientó a funcionarios de las 16 instituciones asociadas a la Red Universitaria de Alta Velocidad del Valle del Cauca – RUAV, en materia de leyes relacionadas con el tratamiento de datos personales en el país, la información a la que se tiene acceso público y la que requiere de autorización expresa para ser empleada.

Igualmente, Remolina Angarita analizó casos reales y situaciones cotidianas, que sirvieron para contextualizar a los asistentes, hacerlos tomar consciencia de la responsabilidad que tienen y fundar en ellos el interés por aprender a manejar datos apropiadamente.

¿Qué lo llevó a interesarse por la protección de datos?

Tuve la oportunidad de estar, como estudiante, en los debates de la Asamblea Nacional Constituyente, y ese fue uno de los temas nuevos para la Constitución de 1991. Desde ese momento me llamó la atención por la novedad y, actualmente, me llama la atención por la importancia que tiene.

¿La Internet cómo ha cambiado el panorama de los datos personales?

Internet ha cambiado el escenario. Hoy se habla más de ciberespacio que de fronteras y eso es algo que no podemos desconocer, que cambia cómo se debe pensar y qué se debe hacer.

¿Se puede disfrutar de Internet sin registrar información personal? ¿Cree que esto se ha convertido en un requisito para sacarle total provecho?

Los datos de la gente se han convertido, para muchas empresas, en algo necesario para sacar provecho económico o comercial. La ventaja que se obtenga de esa información depende de lo que necesite el usuario y a lo que se dedique. Por ejemplo, yo, como profesor, ingreso y consulto, pero no requiero datos de terceros; por el contrario, si se va a desarrollar un proyecto económico que involucre una estrategia de marketing, es imprescindible recolectarlos.

¿Qué precauciones se deben tener en el momento de registrar información en la web?

Entregar datos solo a personas o compañías que conozca o en las que confíe, enterarse acerca de la política de manejo de datos que posee, en qué país se encuentra y las normas que allí rigen. Insisto en no suministrar información personal a cualquiera: es como si alguien le pidiera su teléfono en la calle, usted no se lo va a entregar sin saber quién es y qué razones tiene. Es cuestión de trasladar ese escenario físico a Internet.

¿De qué manera se garantiza a los usuarios que sus datos estarán protegidos? ¿Qué hace falta para brindar esa seguridad?

No hay camino seguro. Hay recomendaciones que pueden ayudar para saber qué pasa con la información, pero por más que haya normas estrictas, estas no solucionan los problemas. Si quien recolecta los datos es un delincuente, la norma no podrá hacer nada. La protección debida de los datos depende de quién los recolecta y la razón por la que lo hace, es un tema ético. La protección se asegura a partir del uso correcto que haga la entidad que los posea.

¿En qué casos se le está dando un mal uso a la información personal propia y ajena alojada en Internet?

Casos como la utilización de datos sin autorización para enviar publicidad y hacer estrategias de marketing. 52% de las multas que ha puesto la Superintendencia de Industria y Comercio, SIC, son por deficiencia en la calidad de la información, es decir, que no está actualizada, no es veraz o no está completa. En esos casos no se está haciendo un buen negocio y las decisiones de la compañía tampoco serán de calidad.

Si alguien tiene cuentas en redes sociales desde hace varios años ¿Es demasiado tarde para asegurar su información? ¿Cómo se sale del margen de riesgo?

La recomendación es que tengan cuidado con lo que publican en Internet. No se puede ser imprudente al publicar información que después puede ser tomada con fines negativos, como, por ejemplo, fotografías muy íntimas o que pueden contener un mensaje de tipo sexual.

Internet es un espacio de difusión de información, donde no hay control sobre la misma, es una vía publica que tiene más de 3.100 millones de personas con acceso en el mundo, por lo que se nos escapa quién tiene nuestros datos y para qué los puede estar utilizando.

¿Qué opina de la publicación de fotografías de niños en redes sociales?

Para algunos propósitos es válida. La regla en Colombia es que haya un interés de protección especial de los niños, si esa publicación obedece a un interés superior del infante, bienvenida, pero si es en otro contexto, puede generar efectos negativos. Depende del caso concreto, pero las fotos desde la perspectiva de datos personales son datos sensibles y requieren autorización.

¿Cuál es el paso a seguir cuando una persona se da cuenta de que sus datos han sido robados?

Primero, poner en conocimiento en la Delegatura de Protección de Datos Personales de la SIC, para que mire qué pasó. Puede que ese hurto de información sea un delito, entonces se debe poner en conocimiento de la Fiscalía y de la Dirección de Delitos Informáticos de la Policía Nacional.

¿Existe alguna manera de asegurar datos personales a nivel internacional?

Estamos en un mundo de más de 200 países, con fronteras territoriales, normas locales y autoridades locales. Actualmente, el 60% no tienen normas generales de protección de datos, las obligaciones de una empresa colombiana aquí podrían ser diferentes en otro lugar o, simplemente, no existir. Por esto, las normas se deberían pensar para ser aplicadas en un ciberespacio que todos los países tienen en común, pensando en situaciones transfronterizas y saliendo del siglo XX.

No obstante, todavía estamos muy lejos de esa realidad, porque la cultura de los jefes de estado sigue siendo local y de esa manera no se solucionan problemas globales. 

¿Cómo se puede masificar el tema de la prevención?

Con la educación desde la infancia. Si la gente interioriza este tema desde pequeña, será algo permanente y no temporal. Con los adultos también se debe hacer, pero daría mayor prioridad a los niños, a los nativos digitales que tienen la herramienta, pero no están educados para usarla y para saber que su mal uso puede ser nocivo.

X