Programa FRIDA: Tecnología para marcar la diferencia

Programa FRIDA: Tecnología para marcar la diferencia

Hasta el 13 de mayo estarán abiertas las convocatorias del Programa FRIDA, el Fondo Regional de Innovación Digital en América Latina, que reconoce iniciativas que, a través de las tecnologías de la información y de las comunicaciones, atraen desarrollo a la región.

Lacnic, el Registro de Direcciones de Internet para América Latina y el Caribe, es la entidad que se encuentra detrás de este espacio, desde su lanzamiento en el 2004, cuando determinaron que esta sería una buena manera de apoyar las actividades que sacan el mayor provecho de Internet, para hacer un cambio, a nivel social y económico.

Desde su inicio y hasta la actualidad, FRIDA ofrece financiamiento y oportunidades de contacto a todos los proyectos que resultan favorecidos durante sus convocatorias, en los tres tipos de apoyo que tienen disponibles: Premios, Subvenciones y Escalamientos.

“Los Premios son el espacio donde pueden participar esos proyectos concluidos o que ya tienen un impacto demostrado sobre su público de influencia. Es un reconocimiento a las organizaciones”, explicó Carolina Caeiro, coordinadora de Proyectos de Desarrollo de Lacnic.

Este año, serán seleccionados dos ganadores, que recibirán un aporte de US$5.000, así como la oportunidad de que uno de sus representantes participe en el Foro de Gobernanza de Internet 2016, que se cumplirá en México.

En el caso de las Subvenciones, FRIDA busca financiar ideas que se encuentran en un estado incipiente, apoyando su ejecución y desarrollo, en un periodo de 12 meses, con posibilidad de extensión a 15 meses.

Actualmente, existen tres subtipos de Subvenciones. La primera, Subvenciones IDRC, reconocerá tres propuestas que trabajen temas como: innovación técnica para el acceso y desarrollo de Internet, Internet para la inclusión social e Internet para el desarrollo social. Las ganadoras recibirán US$25.000, cada una.

El segundo subtipo, Subvenciones Internet Society apoyará dos iniciativas enfocadas en ciberseguridad, seguridad y resiliencia, con un aporte que irá entre los US$20.000 y los US$30.000, para cada uno.

Subvenciones Lacnic es el último subtipo, que se enfoca en la transición y despliegue del IPv6 en América Latina, y que otorgará US$20.000 a un único proyecto.

“Nosotros haremos todo un acompañamiento a los beneficiados en su proceso de crecimiento y de trabajo. Igualmente, elaboramos un esquema de pagos, que por lo general son tres, y las organizaciones o grupos favorecidos deberán entregar informes de avances, que además tendrán el seguimiento de un evaluador”, indicó Caeiro.

El apoyo de Escalamientos es la categoría más nueva del programa, lanzada en 2014, y enfocada en los proyectos que buscan dar un nuevo paso, impactar sobre un nuevo tipo de público, crecer, expandir sus productos, etc.

“Originalmente, los Escalamientos estuvieron pensados en apoyar proyectos que ya habían recibido reconocimiento de FRIDA, pero este año decidimos abrirlos a cualquier entidad que desee postularse, teniendo en cuenta que son para un enfoque de emprendimiento social, con base tecnológica”.

De esta manera, se premiarán dos escalamientos con US$40.000 no reembolsables, para cada uno, y un paquete de asesoramiento con Ashoka Argentina, valuado en US$10.000.

“El equipo de Ashoka analizará las debilidades y fortalezas de cada escalamiento, y elaborará un programa específico para sus necesidades. Los ganadores tendrán 12 meses para ejecutar su proyecto”.

¿Quiénes pueden participar?

En los premios FRIDA puede participar una amplia gama de instituciones, entre las que se encuentran organizaciones de la sociedad civil, entidades privadas, universidades, gobiernos e, incluso, organizaciones que no están legalmente constituidas.

Esto quiere decir que si un grupo que no tiene personería jurídica o la tiene en trámite, puede postularse. Cabe resaltar que en el proceso de selección será importante la cantidad de profesionales, sus experiencias y la labor de sus integrantes en pro de su iniciativa.

El ejemplo de las redes académicas

“Yo estoy en Lacnic desde septiembre del 2015, y algo que se quedó mucho conmigo, con respecto a su recorrido, es que el segundo grupo que más ha sido beneficiado por el programa FRIDA es las redes académicas”, manifestó la coordinadora.

Las redes académicas, al congregar a investigadores, docentes, estudiantes y grupos universitarios se han convertido en un punto de ebullición de ideas, relacionadas con procesos tecnológicos que buscan atraer ventajas para la sociedad. Por esto, se han caracterizado como participantes asiduos de cada llamado que realiza la convocatoria, desde 2004, y uno de los grupos más veces ganadores.

“Para tener un producto tecnológico de impacto efectivo, es necesario un proceso importante de investigación, y eso está muy presente en el ambiente universitario y de las redes. Casi todas sus propuestas son muy sustentadas, y eso garantiza su éxito”.

Un ganador en Icesi

En el 2004, Enrique Rodríguez Caporali, docente de tiempo completo del Departamento de Estudios Sociales de la Universidad Icesi, planteó, con algunos miembros de la Fundación Gabriel Piedrahita Uribe, un proyecto que se enfocara en el aprovechamiento de recursos tecnológicos, en esa época los computadores de mesa, en el aula de clase de educación primaria y media.

“Planteamos que haríamos un diagnóstico para conocer cuál era la relación de los maestros de colegios públicos de Cali, de estratos 1, 2 y 3, con el uso de computadores y mejorar las prácticas propuestas en un importante portal a nivel América Latina, Eduteka”, aseguró Rodríguez Carpoli.

De esta manera, el profesor se enteró en una reunión de la convocatoria FRIDA, llevó la propuesta a su equipo de trabajo, se presentaron y resultaron ganadores.

“Además de aplicar unas encuestas en el ámbito local, llegamos a varios usuarios de Eduteka en el continente, por lo que nuestro proyecto impactó dos grupos importantes. Creo que ese fue el factor diferenciador que nos permitió ser favorecidos con el fondo”.

El profesor, que en este momento es candidato a Doctor en Historia, resaltó también que los procesos de postulación fueron muy sencillos e intuitivos, al igual que la rendición de cuentas que se hace al final. “Un acompañamiento con mucha amabilidad y confianza”.

*Foto tomada de http://programafrida.net/

X