“Nuestros usuarios de educación son VIP”

“Nuestros usuarios de educación son VIP”
Foto: Cortesía David Díaz.

Zoom es el software que actualmente utiliza el servicio de Salas Virtuales RUAV, el más empleado de la red académica regional del Valle del Cauca, y con el que hoy se potencian actividades como clases, eventos y reuniones, de las instituciones aliadas.

Esta herramienta ya acumula más de 15 mil millones de usuarios en el mundo, y 400 mil clientes empresariales, que aprovechan sus facilidades de colaboración e interacción, que se vienen desarrollando desde hace seis años, cuando el ingeniero Eric S. Yuan ideó la plataforma que opera desde la nube.

Países como México, Chile, Brasil y Colombia lideran el uso de la aplicación, a nivel global y en América Latina, donde es impulsada por David Díaz, gerente de Desarrollo del Negocio para la región, y quien habló con la Asociación RUAV acerca de los proyectos que tiene la compañía a futuro, y sobre los nuevos recursos que han implementado, en beneficio de las comunidades académicas sobre las que tienen influencia.

¿Cómo ha sido el proceso de posicionarse en el mercado de las Nuevas Tecnologías?

El valor de la tecnología que tenemos se  puede evaluar en las situaciones reales de nuestros usuarios, desde los que usan cuentas gratuitas, hasta los empresariales. Ofrecemos paquetes, licenciamiento y servicios adicionales, para quienes buscan tener una cartera completa para comunicar y colaborar virtualmente. Es un vistazo de las Nuevas Tecnologías.

¿Cuáles son las herramientas que más pueden aprovechar sus usuarios del ámbito académico?

El espacio y los usuarios finales de academia son bien importantes para Zoom. Para nosotros, siempre ha sido un gusto trabajar con escuelas y el tema de educación, porque sabemos el valor que tiene el futuro, y el futuro se vive a través de los estudiantes.

Nuestro objetivo es concentrarnos en un producto que puede soportar el volumen de una universidad, pero que puede ser tan flexible como para manejar cualquier vertical: telemedicina, empresa, gobierno, etc., que pueda ser manejado por estudiantes e instructores, a través de cualquier aparato y que funcione a través de cualquier conexión a Internet. Para Zoom, los usuarios de educación son VIP.

Desde esa mirada, ¿Han pensado tener algún espacio para la formación?

Actualmente, tenemos un convenio con Kansas State University KSU, el alma máter de nuestro gerente de Ingeniería, y la primera universidad que tuvimos como cliente. Ofrecemos pasantías para sus estudiantes, y a futuro esperamos tener presencias locales en todas las partes del mundo, especialmente en México y Colombia. Queremos trabajar con universidades, estudiantes, y sería una buena manera de desarrollar la solución a nivel global, y con el interés del usuario final, localmente.

¿Cuáles son las herramientas que tienen disponibles?

Ofrecemos cinco elementos que complementan todo lo que es video, audio y web. Reuniones, que es el servicio que se usó para hacer esta entrevista, o el que ustedes emplean con Salas Virtuales RUAV; Webinar, con el que se pueden dictar seminarios, con un máximo de 50 panelistas, para una audiencia entre 100 y 10 mil personas, que ven y escuchan; Mensajería instantánea para móvil y escritorio, que puede conectarse con cualquier reunión Zoom, y Zoom Rooms, nuestro propio aplicativo para construir una sala de videoconferencia, sin tener que recurrir a aparatos costosos y difíciles de usar. Con Zoom Rooms, un instructor podrá construir su propia sala con los equipos que tiene, y la interfaz que utiliza para controlar la sala, es la misma para cualquier dispositivo.

¿Tienen alguna herramienta para el desarrollo en colaboración?

Zoom Developers Portal es un esfuerzo por ofrecerle, al cliente final, la oportunidad de integrar la herramienta a otros productos, como las plataformas de educación virtual, por ejemplo. Regalamos las llaves, para que una persona puede construir una integración con lo que guste. Dando más poder de implementar la herramienta a través de cualquier infraestructura.

Un mensaje para quienes, a pesar de la era digital, aun se sienten intimidados por estos recursos. 

El tema aquí es la cultura de cómo conocemos estas soluciones, y cómo manejamos nuestro día. Un ejemplo es mi padre, que toda su vida a trabajó en construcción, y la tecnología era la última cosa que él utilizaba. Al empezar a usarlas, su problema era que, cada vez que usaba una herramienta, no funcionaba bien o algo fallaba, y él creía que era su culpa. Cuando conoció Zoom, se dio cuenta lo fácil que era, y empezó a comunicarse por allí, con todos sus amigos. Mi mensaje es que no cambien nada de lo que hacen ahorita, y conozcan Zoom, que complementa sus quehaceres de una manera fácil y con la calidad más rica posible.

X