“Los pénsum deben construirse en compañía del empresariado”, Ministro TIC

“Los pénsum deben construirse en compañía del empresariado”, Ministro TIC
Foto: Cortesía Andicom

Durante su intervención en el Congreso Andicom 2016, el ministro TIC, David Luna, se enfocó en los avances que han logrado varios sectores productivos de Colombia, en cuanto a la vinculación de la tecnología a sus procesos, y en las necesidades que persisten en otras áreas, como la educación.

¿Cómo están las universidades en materia de transformación digital, en Colombia?

Antes de hablar sobre las universidades, debo tocar el tema de los colegios, especialmente  la educación pública. El programa de Computadores para Educar ha tenido un muy importante avance, logrando, entre 2010 y la fecha, bajar de 26 niños por computador, a seis niños por computador, ahí seguimos teniendo un reto  grande, como es también el reto de lograr que los maestros tengan acceso a la tecnología. Donde ha hecho presencia este programa, la deserción escolar ha disminuido en un 5%, y ha permitido que los estudiantes accedan con mayor facilidad a la educación secundaria.

En ocasiones, el programa ha recibido críticas,  porque se afirma que es ilógico que se entreguen computadores donde no hay conectividad; creo que esos críticos se equivocan o, mejor dicho, no están enterados del complemento del programa, en el que todas las tablets y computadores tienen contenido precargado, para que puedan desarrollar esa actividad pedagógica. Ahí hemos hecho  un avance importante, pero nos falta que todos los maestros en Colombia reciban su formación y sus equipos, y que haya apropiación, ya que muchas veces tenemos información que avanza en la enseñanza, pero hay dificultades con algunas materias, y lo hilo con las universidades, porque para responder a ese déficit de ingenieros que tenemos, necesitamos fortalecer las matemáticas, que es una pieza esencial para poder programar.

Ese esfuerzo avanza bien en Colombia, pero hay que entender que los pénsum deben construirse con el empresariado, porque ellos son quienes requieren de una de gran cantidad de técnicos, tecnólogos e ingenieros, que no llegan lo suficientemente bien entrenados para afrontar esos retos.

Ese proceso de entrenamiento es vital ponerlo en práctica. Así como en el derecho existe el consultorio jurídico, en la medicina, el año rural, en las ingenierías debería existir una posibilidad para que los estudiantes tengan un entrenamiento que les permita conectarse con el sector productivo.

¿Qué acciones piensa adelantar MinTIC, para impulsar la innovación y el emprendimiento en esta coyuntura tan especial del posconflicto?

Primero se deben señalar las cifras recientes de la encuesta que determina cómo avanza el Teletrabajo en Colombia. Entre el 2012 y 2016, el número de teletrabajadores ha aumentado un 200%, prácticamente hemos llegado a 95 mil personas, lo que nos acerca a la meta de 120 mil. El número de empresas que están permitiendo teletrabajar ha aumentado un 60%, con un impacto muy valioso, que tiene que ver con el ejercicio que hoy adelantamos, porque está fundamentado en la tecnología.

Adicionalmente, tenemos un reto enorme, el del talento. Seguimos teniendo un deficit grande de gente asociada a carreras TI, pero la buena noticia es que en la última convocatoria que hicimos de becas de Talentos TI, fueron seleccionados mas de 2 mil colombianos que van a estudiar carreras técnicas, tecnológicas y profesionales, a cargo 100% del Estado, lo que permitirá que este proceso pueda avanzar.

Sobre el posconflicto, nuestros más de 6 mil kioscos y puntos Vive Digital en el país se han volcado a convertirse en Puntos de Paz, para que pedagógicamente se explique el contenido de los acuerdos, para que los ciudadanos tengan la oportunidad de sugerir y criticar, y para que sea un espacio donde también se puedan resolver dudas al respecto.

¿Cuál será el rol de la economía digital en ese escenario?

Nos sentimos muy orgullosos de lo que ha logrado la industria TI, que llega a 4 mil empresas, que genera 70 mil empleos, y que vende un poco más de 8 billones de pesos al año y, adicional a eso, aporta al PIB entre el 1.12% y el 1.14%. Lo menciono porque ese sector es el de las Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones, y en el sector de Comunicaciones, atravesamos un momento menos bueno que el de las tecnologías, pero es necesario reconocer su aporte, pues gracias a este podemos conectar a la totalidad el país, lo cual es fundamental.

Nosotros sí creemos que ese sector aportará el 5% al PIB, en el futuro, y lo decimos con fundamento. Eso beneficiará al posconflicto. El conflicto no permitía que mucha información llegara a algunos lugares del país, lo que impedía que los ciudadanos se enteraran de lo que sucede diariamente y, en ese sentido, tenemos el principal reto: información totalmente independiente y transparente, para que los ciudadanos conozcan lo importante. Segundo, la alfabetización digital, porque los movilizados de los grupos al margen de la ley perdieron ese momento, ellos nunca entendieron, por razones del conflicto, qué era esa transformación digital, y debemos enseñarles a esas personas en qué consiste la transformación digital, para que se puedan insertar al sistema y trabajar con herramientas como las aplicaciones, si así lo permite la Comisión de Verificación. Y, en tercer lugar, vamos a la ciudad de Cali, en noviembre, a enfrentar la primera macro rueda, para lograr que a través de la fundación Reconciliación, crucemos el emprendimiento con las necesidades regionales.

X