La Bienal Internacional de Cine Científico desde los servicios RUAV

La Bienal Internacional de Cine Científico desde los servicios RUAV

Ocho conversatorios sobre el formato audiovisual en la ciencia se han cumplido en las Salas Virtuales, y se han transmitido desde Streaming.

Del 27 de noviembre al 2 de diciembre se cumplirá la semana de proyecciones de la Bienal Internacional de Cine Científico BICC, el festival que premia a lo mejor de esta categoría audiovisual en Iberoamérica, y que se lleva a cabo desde hace 28 ediciones, en Ronda, España.

La programación de la BICC no se ha limitado a ese ciclo, y desde inicio de 2016 ha estado desarrollando jornadas que involucran la tecnología, y convocatorias abiertas para América Latina y Europa. Los Tele-Encuentros Interactivos son una de las actividades que se cumplen, sin falta, desde febrero pasado.

Unión de fuerzas

La idea de adherir conversatorios de profesionales que trataran temas de interés, de manera remota, empezó a tomar forma en el momento en que las redes académicas avanzadas pusieron a disposición sus servicios y sus canales de difusión, para dar a conocer todo el evento.

La Asociación RUAV contactó a la Asociación Española de Cine e Imágenes Científicas Asecic para establecer una alianza de colaboración, con la que la Bienal tomara relevancia en la región del Valle del Cauca y en Colombia.

“En el marco de esa idea, coincidimos en que actividades paralelas, como los encuentros, podrían hacerse desde diversas locaciones, y la plataforma de Salas Virtuales de RUAV fue puesta a nuestra disposición, ofreciéndonos la mejor calidad y el saber hacer de su equipo de trabajo”, expresó Gerardo Ojeda, secretario general de Asecic.

De esa manera, en febrero se cumplió el primer tele-encuentro interactivo, en el que participaron expertos desde Argentina, España y Venezuela, y un auditorio de estudiantes del Tecnológico de Monterrey, en México, quienes tuvieron la oportunidad de resolver sus inquietudes con los ponentes.

“Nosotros siempre habíamos tenido esa idea, porque era necesario que expertos y usuarios tuvieran la palabra. En el caso de la educación a distancia se ha planteado que los estudiantes participen masivamente, que interactúen con sus preguntas, reflexiones, opiniones; que ellos descubran este conocimiento, como si fuera una clase magistral”.

Adicional a esto, la sesión fue transmitida al público en general, por medio de Streaming RUAV, ingrediente que para la Bienal y para Asecic es muy importante, pues las personas interesadas en la temática podían seguirla y participar en redes sociales.

Ocho Tele-Encuentros exitosos

A la fecha, la dinámica de llevar a cabo una jornada de intercambio de experiencias al mes se ha cumplido en ocho ocasiones, con diversos invitados con los que se ha construido un material de consulta muy importante, que puede ser reproducido bajo demanda desde el sitio web de Asecic.

Aunque el contenido tiene un corte especializado, puede ser de mucho interés para quienes trabajan en la producción de documentales científicos o en la comunicación de la ciencia en general, incluso, Asecic está abierto a recibir consultas por parte de académicos, investigadores y estudiantes.

“Asecic tiene el proyecto de ofrecer asesorías y resolver preguntas desde una plataforma interactiva, como la que usamos en los tele-encuentros, porque nos interesa apoyar la investigación de la región, con ese tipo de comunicaciones”, indicó el señor Ojeda.

El último tele-encuentro del año se cumplirá durante la semana de proyección de la BICC, y los invitados serán los miembros del jurado que definirá a los ganadores del año. El tema que se abordará será Los criterios de calidad de contenidos audiovisuales científicos, por lo que se espera que muchos de los participantes de la BICC lo sigan.

Apoyo desde redes latinoamericanas

Algunas NREN, como RENATA de Colombia y RedCUDI de México, y la Cooperación Latino Americana de Redes Avanzadas RedCLARA también han divulgado las novedades de la Bienal Internacional de Cine Científico 2016, como sus convocatorias, eventos y todo lo que viene con la culminación del festival.

Redes académicas regionales de Colombia, como la Red Universitaria Metropolitana de Bogotá, RUMBO, y la Red de Instituciones de Educación, Investigación y Desarrollo del Oriente Colombiano Unired, también se han encargado de dar a conocer las actividades, por lo que se espera que en una próxima edición haya mayor participación de científicos colombianos.

“Si a futuro podemos contar con una o dos sedes remotas del festival en cada país latinoamericano, sería extraordinario, más si podemos aprovechar la tecnología de las redes académicas avanzadas. Es fundamental que continuemos con acciones colaborativas para impulsar las industrias culturales, la educación y la ciencia en América Latina”, dijo el secretario.

Los buenos resultados de esta experiencia ya ha inspirado a otros grupos de investigación y de trabajo del Valle del Cauca, que ven en esta metodología y en estos servicios una buena ventana para divulgar sus procesos y debates.

X