Imágenes satelitales simplificadas, para el beneficio de investigadores

Imágenes satelitales simplificadas, para el beneficio de investigadores

El CIAT lidera varios proyectos que analizan datos topográficos de la tierra, enviados desde misiones espaciales.

El Centro Internacional de Agricultura Tropical CIAT, que opera desde Palmira, Valle del Cauca, es uno de los ejecutores del proyecto Terra-I, la plataforma que monitorea cambios en la vegetación natural de los trópicos, en tiempo real, para determinar en qué zonas y cuándo ha ocurrido deforestación.

La materia prima del proyecto son imágenes satelitales, descargadas desde la NASA, a través de la red académica, hecho que garantiza la velocidad del proceso, que se cumple cada 16 días y por 250 metros cuadrados de terreno, desde 2006.

Louis Reymondin, investigador y líder de Terra-I, explicó que el principal resultado de estos casi diez años de trabajo ha sido el desarrollo del software mismo, que automatiza la descarga desde el servidor de la NASA, y el análisis de patrones que se encuentran en esas imágenes.

Esto quiere decir que Terra-I relaciona las variaciones del color de la vegetación de diversas zonas del mundo, con sus condiciones climáticas habituales, dependiendo de la época del año en que se encuentre.

“Tenemos un software que ‘aprende’ cómo se transforma el color en cada zona y establece un patrón de normalidad. En el momento en que este no se cumpla, será más sencillo para nosotros determinar un cambio en la cobertura tropical”.

Actualmente, dos entidades internacionales están vinculadas al proyecto: la Escuela de Negocios e Ingeniería HEIG-VD, de Suiza, y Kings College, de Reino Unido, que tienen tareas específicas, como el perfeccionamiento del software.

“La idea de crear un sistema como el que tenemos hoy nació en el CIAT, que obtuvo apoyo de docentes del HEIG-VD, para el desarrollo del piloto. Yo participé en esa etapa, cuando era estudiante de allá. Por otro lado, Kings College se adhirió, porque ahí cursé mi doctorado en Geografía”, afirmó Reymondin.

Un recurso de acceso libre

Gracias a la evolución de Terra-I, hoy en día cuenta con un sitio web de libre acceso, terra-i.org, que permite visualizar y descargar las imágenes ya analizadas por el software.

Sin embargo, es ideal que quien desee emplearlo se capacite con el equipo de trabajo del CIAT.

“El Ministerio de Ambiente de Perú está monitoreando todos sus bosques con nosotros, ese ha sido un muy buen uso”, indicó el investigador suizo.

Datos amigables

Paralelo a Terra-I, el CIAT maneja el programa DAPA, una plataforma enfocada en simplificar la información proveniente de imágenes satelitales, y hacerla más legible para cualquier investigador que la requiera.

Edward Guevara, ingeniero ambiental e investigador de la institución internacional, explicó que aunque esta información se descarga eventualmente, es de gran utilidad, pues proporciona modelos 3D de la topografía de la tierra.

“En este momento también estamos recolectando datos de temperatura y precipitación, con varios modelos a presente y a futuro, para el proyecto Climate Wizard,  dirigido por el investigador  Evan Girvetz, del CIAT Kenia”.

Actualmente, DAPA, Climate Wizard y Terra-I presentan descargas frecuentes, la mayor parte del año.

Conexión y colaboración

Acceder a información de esta magnitud hubiera sido imposible para los investigadores, si no contaran con la infraestructura de una red académica como la de RUAV y la de RENATA.

Hasta el momento, las descargas no se han visto accidentadas, por lo que los dos líderes destacaron la eficacia de la herramienta.

Igualmente, enfatizaron su interés de que todas las personas que precisen de datos de estas características puedan conseguirlos, sin ningún trámite extenso o gasto, lo que favorece la producción científica mundial.

X