Centro Médico Imbanaco, finalista de Data Center Dynamics 2016

Centro Médico Imbanaco, finalista de Data Center Dynamics 2016

Por segundo año consecutivo, un asociado RUAV es finalista de un Data Center Dynamics. En el año 2015, la Universidad Santiago de Cali compitió con su proyecto de nube privada.

El nuevo data center del Centro Médico Imbanaco es uno de los cuatro finalistas de Data Center Dynamics Awards Latinoamérica 2016.

El proyecto, que surgió en 2011, cuando la nueva sede empezaba a ser construida, compite contra compañías de Uruguay, Argentina y Bolivia, por el galardón Mejor Data Center Enterprise, que será entregado el próximo 27 de septiembre, en Ciudad de México.

Todo su proceso de desarrollo, que actualmente soporta las tecnologías de información y comunicaciones de su edificio, en los ámbitos administrativo y médico, es uno de los principales referentes de la región y del país, gracias a su exposición en eventos y seminarios, y a la ardua labor que su área de TI emprendió, cinco años atrás.

Andrés Fernández Morales, coordinador de Infraestructura del Centro Médico Imbanaco, y quien está vinculado a la organización desde hace 20 años, manifestó que, en la edificación anterior, su data center terminó inmerso en una unidad de cuidados intensivos, por lo que era necesario solicitar una zona especial del nuevo edificio, que cumpliera con la normatividad requerida.

“El primer gran logro fue que pasamos de un área de aproximadamente 12 metros cuadrados a una de 140 metros cuadrados. Después, visitamos algunos centros de datos de clínicas y proveedores. Con el apoyo de estos últimos, hicimos el bosquejo inicial”.

En la maqueta se tuvieron en cuenta detalles como una rampa de acceso, área de alistamiento de equipos, NOC, cuarto eléctrico y un área blanca, lugar en el que están ubicados los equipos de procesamiento, con una capacidad de 14 racks, en este caso.

Los atributos de la sede, que en esa época estaba en construcción, como su característica sismo-indiferente, aire acondicionado, subestaciones eléctricas y sistema de seguridad, fueron claves para el planteamiento del proyecto y para la elaboración de un RFP o documento que incluiría las bases y condiciones para que futuros proveedores realizaran sus propuestas.

Al estar el diseño perfeccionado, Compufácil fue escogida como la empresa que llevaría a cabo la construcción, y la ingeniera María Fernanda Vernaza se vinculó como interventora independiente de la obra que comenzó el año pasado, cuando la nueva clínica ya estaba lista.

“Hicimos un análisis extensivo de las propuestas financieras y técnicas, antes de escoger este proveedor, que tuvo en cuenta toda la normatividad vigente, para que cuando deseáramos certificar el centro de datos, contáramos con un muy bien nivel, todo esto en aras de exportar servicios de salud, en el futuro”, indicó Fernández.

Algunas de las características más relevantes de este avance tecnológico son la redundancia en los sistemas de refrigeración, eléctrico y de comunicaciones, un sistema de extinción con agente limpio, que en caso de incendio extingue el fuego sin afectar los equipos de cómputo; sistema de monitoreo, anillo redundante, tanto en generadores como en schiller, y distribución por blindobarra entre sus subestaciones y tableros principales con una potencia de 640 amperios.

Hoy, este avance pretende impulsar todos los proyectos que la clínica quiera hacer en equipos médicos, internet de las cosas, movilidad, etc., así como soportar todo el procesamiento del edificio, que es totalmente IP.

“Somos un área estratégica del Centro Médico Imbanaco, gracias al alto interés en tecnología del gerente general, Armando González, y a la innovación que, en la actualidad, vive la salud. Queremos alcanzar un buen nivel en desarrollo móvil, de software y de IoT, en los próximos años”, dijo el coordinador.

Esta experiencia ha servido como base de otras instituciones asociadas a RUAV que han tomado la decisión de crear sus propios data center, como la Pontificia Universidad Javeriana Cali, que ya lo tiene listo, y la Universidad Icesi, que está en proceso.

“La colaboración es fundamental, cuando se hace parte de una red. Si en algún momento otras instituciones aliadas, ya sean dependencias de Tecnología o grupos pequeños de académicos, quieren conocerlo, pueden ponerse en contacto conmigo”.

X