Bicicletas inteligentes para la unión de los ciclistas urbanos

Bicicletas inteligentes para la unión de los ciclistas urbanos

En 2015, los profesores de la Universidad Icesi, Juan Manuel Salamanca y Sandra Céspedes, decidieron unir sus intereses en pro del desarrollo de un proyecto de investigación enfocado en mejorar la movilidad de quienes andan en bicicleta, en las ciudades.

Su idea consiste en que las bicicletas que circulan en rutas similares puedan calcular la velocidad ideal para formar un pelotón con sus ciclistas, quienes reciben señales que les indican cuándo acelerar o ir más despacio, con el fin de unirse y transitar de una manera más segura.

El investigador Salamanca, que ostenta un PhD en Diseño, del Illinois Institute Of Technology, convocó a la profesora, PhD en Ingeniería Eléctrica y Computación, de la University of Waterloo, después de notar que sus enfoques se complementaban y tenían gran influencia en el desarrollo de la propuesta.

“El tema con el que trabajo es la coordinación de grupo sociales, y el de la doctora Céspedes es la infraestructura de comunicación de vehículos. La colaboración está en que yo tengo aquí los prototipos, y ella cuenta con simuladores de transmisión de datos de redes inalámbricas, en la Universidad de Chile, donde labora actualmente”, explicó.

Con esas herramientas, ambos investigadores han llevado a cabo los experimentos correspondientes para validar sus prototipos. Generalmente, el profesor Salamanca invita a personas para que sigan unas instrucciones con los modelos de bicicleta que ha desarrollado, y basado en esa experiencia determina si los sensores y la comunicación entre la máquina y el usuario están operando de la forma debida.

Por su parte, la docente Céspedes, en Chile, experimenta con el simulador, y determina la potencia de la señal y algunos parámetros de intercambio de información entre las bicicletas, en el espacio donde transitan.

Dichas labores se complementan en el momento en que las condiciones ideales modeladas por la profesora, en el simulador, se convierten en los datos cruciales para la programación de las bicicletas que están en Cali.

“Actualmente, tenemos un prototipo bastante robusto y confiable, que tiene un nivel de precisión aceptable sobre lo que esperamos. Hay pruebas que queremos hacer de mayor escala, que tienen que ver con la simulación del tráfico en una ciudad, que requieren la dedicación de una vía para el experimento, y la coordinación de semáforos”, dijo el docente del Departamento de Diseño de la Icesi.

Para dicha fase, el profesor ha contemplado unirse al programa de Ingeniería Industrial de la Universidad del Valle, que cuenta con competencias necesarias para que el proceso de simulación de tráfico sea el adecuado. Igualmente, espera gestionar los permisos y lograr que las pruebas con los semáforos se efectúen este año.

A la fecha, el proyecto ha generado muchas expectativas, acerca de su funcionamiento en la vida diaria, en las personas que han participado de las pruebas y que han conocido el proyecto. Por esto, Salamanca cree que se debe derivar un producto, cuya patente ya está en proceso, y así favorecer a los ciclistas habituales, y motivar a los que aun no se atreven a usar este vehículo.

“En ciudades como Cali, la infraestructura para el tránsito de bicicletas es limitada. Este sistema permitiría la dedicación de carriles exclusivos, y en ciclovías, funcionaría en las intersecciones. En lugares donde hay sobrepoblación de ciclistas, controlaría la congestión, y en otros, donde hacen falta, podría incentivar el uso, gracias a las ventajas que atrae, como la seguridad”, concluyó.

Foto: Cortesía Oficina de Comunicaciones Universidad Icesi.


X